top of page
  • Foto del escritorIMPACTO DIGITAL INFORMATIVO

Claudia Sheinbaum y Xóchilt Gálvez, diferencia abismal

La doctora Sheinbaum avanza hacia lo que sería la votación más contundente de la historia del país.

A medida que nos acercamos a las elecciones, las encuestas sugieren una mayor posibilidad de la continuidad del proyecto de la 4T, encabezado por la doctora Claudia Sheinbaum. En cada nueva encuesta, la diferencia entre Sheinbaum y Gálvez parece ampliarse, dando la impresión de que la elección está prácticamente decidida. ¿Por qué ocurre esto? La respuesta radica en las marcadas diferencias entre ambas candidatas.


Claudia Sheinbaum es una académica proveniente de la izquierda y heredera del movimiento del 68. Presenta una sólida formación política, con una definición clara de su proyecto ideológico, y cuenta con una destacada trayectoria al frente del Gobierno de la Ciudad de México, donde logró avances significativos en temas medioambientales, compromiso social y seguridad.


La gestión de Claudia Sheinbaum en la capital se tradujo en reducciones de 58 por ciento en delitos de alto impacto y de 50 por ciento en homicidios, así como en iniciativas sociales como Mi Beca Para Empezar y proyectos medioambientales como la transformación de basura en energía, la creación del programa Cosecha Lluvia para abordar la escasez de agua en colonias vulnerables, así como la rehabilitación de 17 parques anteriormente desolados, ahora convertidos en espacios verdes, entre otros.


Por otro lado, Xóchitl Gálvez, proviene del sector privado. Fue reclutada en el sexenio de Vicente Fox, algo que fue señalado por ella en una conferencia en el ITESM en 2008, “recibí una llamada de un head hunter diciéndome que estaba entre los posibles que podrían integrarse al gabinete de Fox”. Xóchitl carece de un posicionamiento ideológico claro. Su paso por la Alcaldía Miguel Hidalgo ha sido cuestionado, por las quejas y denuncias por otorgamiento irregular de licencias y señalamientos de beneficios en contratos de edificios construidos bajo su administración.


Su historial gubernamental es menos relevante que el de Sheinbaum, con persistentes dudas en sus negocios por posibles conflictos de interés. Estas diferencias se ven acentuadas con la reciente revelación de los perfiles que integran las listas de plurinominales del PRI y el PAN, que encabezan personajes como Ricardo Anaya, Alito Moreno, Marko Cortés, Francisco Javier Cabeza de Vaca, entre otros.


Es evidente que la oposición se sabe derrotada, y decidió optar por resistir con los perfiles más desgastados para evitar una desbandada en el Congreso. Claudia Sheinbaum avanza hacia lo que podría ser la votación más contundente de la historia del país, y está respaldada por el reconocimiento de las políticas públicas del presidente López Obrador, mientras que la oposición enfrenta un abismo electoral, reflejo de la distancia entre ambas candidatas.


La única candidata que ha puesto en el centro el tema del nearshoring ha sido Claudia Sheinbaum con una agenda de entendimiento claro, que coincide con su viaje a la zona Centro-Occidente-Bajío, donde hay gran parte de inversiones extranjeras, que realizará en próximos días con visitas programadas a Zacatecas y Aguascalientes, el jueves; San Luis Potosí y Guanajuato, viernes; Michoacán y Jalisco, sábado; concluyendo su recorrido el domingo, en Nayarit y Colima.

42 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page