top of page
  • Foto del escritorIMPACTO DIGITAL INFORMATIVO

Encuentran en el Reino Unido un huevo romano intacto, un descubrimiento que investigadores catalogan de “sorprendente”


Investigadores descifraron uno de los misterios escondidos dentro de un huevo romano: todavía contiene su líquido casi dos milenios después.


"Este es el huevo de ave preservado involuntariamente más antiguo que he visto", dijo el lunes a CNN Douglas G.D Russell, curador principal de huevos y nidos de aves en el Museo de Historia Natural (NHM), a quien se le consultó sobre la mejor forma de preservar el huevo antiguo. "Eso lo hace fascinante".


Señaló que hay huevos más antiguos con su contenido todavía dentro, como una serie de huevos momificados en el NHM, probablemente excavados en Egipto en 1898, pero no se conocen otros ejemplos de huevos conservados de forma natural que sean tan antiguos.


El huevo fue descubierto por primera vez en 2010 junto con otros tres en Aylesbury, Inglaterra, a unos 80 kilómetros al noroeste de Londres, durante una excavación realizada por la organización benéfica Oxford Archaeology, dijo a CNN el lunes Edward Biddulph, gerente senior de proyectos de Oxford Archaeology.


La cerámica y otros hallazgos descubiertos junto al huevo datan de finales del siglo III d.C., lo que permite a los arqueólogos estimar también su edad, añadió Biddulph.


Ubicados en un pozo que se había utilizado para suministrar agua para maltear y elaborar fermentados hasta alrededor del año 270 d.C., los arqueólogos creen que los huevos habían sido dejados allí como obsequio a los dioses una vez que el pozo cayó en desuso, dijo Biddulph.


"Este tipo de áreas en el mundo romano tienden a fomentar rituales... como ofrendas a los dioses o la buena suerte, tal como lo hace la gente hoy en día arrojando monedas a las fuentes", añadió.


Tres de los cuatro huevos descubiertos estaban enteros pero, dada su extrema fragilidad, dos se agrietaron una vez que fueron retirados de las condiciones de humedad que los habían mantenido tan bien conservados, emitiendo un “aroma sulfuroso”, dijeron los arqueólogos en un comunicado de prensa en ese momento.


No fue hasta agosto que los investigadores descubrieron el líquido dentro del único huevo restante cuando Biddulph dijo que reclutó a la conservadora Dana Goodburn-Brown, junto con la Universidad de Kent, para realizar una micro-CT del huevo, mostrando que su yema y clara sorprendentemente todavía estaban presentes.


"Nunca había visto algo como esto", dijo Biddulph. "Es asombroso. Parecía tan moderno, parecía tan nuevo”.


Manejar un descubrimiento tan frágil y precioso ha hecho que Biddulph a veces tenga “el corazón en la boca”, añadió. También dejó a Goodburn-Brown particularmente "nervioso" cuando lo llevó en una caja especial en el transporte público de Londres para ser examinado, añadió, pero el huevo permaneció en gran medida a salvo en sus oficinas.


"En el futuro, será muy emocionante ver si podemos utilizar alguna de las técnicas modernas de análisis e imágenes disponibles aquí en el NHM para arrojar más luz sobre exactamente qué especies pusieron los huevos y su posible importancia arqueológica", dijo Russell.


Biddulph añadió que los investigadores planean extraer cuidadosamente el líquido para estudiarlo mejor, en un proceso similar al de soplar un huevo, donde se hace un pequeño agujero en su cáscara después de crear un modelo 3D.


"Nadie ha visto algo así antes, por lo que cada etapa de la investigación crea nuevos momentos de increíble potencial", dijo. "Es muy emocionante".

0 visualizaciones0 comentarios

留言


bottom of page