top of page
  • Foto del escritorIMPACTO DIGITAL INFORMATIVO

La economía mexicana ha demostrado ser más resiliente de lo esperado: Vanguard

A nivel global, para los hogares y empresas, el aumento de las tasas de interés limitará el aumento del costo del capital y fomentará el ahorro.


"Las tasas de interés elevadas se convertirán en la nueva norma para muchas economías a nivel mundial", señaló Joe Davis, chief Economist and Global Head of Investment Strategy Group para Vanguard. "Hay una poderosa paradoja en este nuevo mundo de tasas más altas: si bien es probable que la volatilidad de los mercados financieros a corto plazo siga siendo elevada, los inversionistas a largo plazo y bien diversificados se beneficiarán de un retorno a tasas reales positivas".


De acuerdo con un informe de Vanguard , "A Return to Sound Money", donde se detallan perspectivas y análisis sobre los mercados financieros y las economías globales, economistas refieren que para los consumidores y las empresas, las tasas de interés más altas obligan a la prudencia en las decisiones de préstamo, aumentan el costo del capital y fomentan el ahorro.


“Para los gobiernos, las tasas requerirán una reexaminación de las perspectivas fiscales en el corto plazo. La nueva realidad de déficits crecientes y tasas de interés más altas elevará las preocupaciones sobre la sostenibilidad fiscal. Y, salvo un repunte drástico de la productividad, las posibilidades de evitar una recesión siguen siendo bajas”.

Explican que a medida que los bancos centrales se sientan más seguros de alcanzar los objetivos de inflación, será más probable que se produzcan recortes de los tipos de interés en el segundo semestre de 2024.


Sin embargo, la investigación de Vanguard ofrece evidencia de que la tasa de interés neutral ha aumentado, impulsada principalmente por la demografía, el crecimiento de la productividad y el aumento de los déficits fiscales estructurales. Por lo tanto, es probable que los tipos de interés oficiales se mantengan en niveles elevados en comparación con los períodos posteriores a la crisis financiera mundial y la pandemia de COVID-19.


México

En cuanto a México, Vanguard señala que, en 2023, la economía mexicana demostró ser más resiliente de lo esperado, con un crecimiento que se establecerá muy por encima de las expectativas del 1.5%, impulsado por el consumo y la inversión.


“Esperamos que el crecimiento se ralentice hasta situarse alrededor del 1.5-2% en 2024, impulsado por la ralentización del consumo, los mercados laborales y el crecimiento económico mundial”, señalan.


“Esperamos que la inflación se sitúe en torno al límite superior del objetivo del banco central el próximo año que finaliza en 2024 en un rango de 3.6 a 3.8%. Donde la inflación de los servicios se mantenga y la inflación de los bienes se desacelere, aunque a un ritmo más lento”.


Asimismo, prevén que Banxico comenzará a aplicar los tipos de interés oficiales a partir del segundo trimestre para poner los tipos de interés oficiales en un rango del 9-9.5% en 2024. “Dadas nuestras expectativas sobre la tasa de interés monetaria y la inflación, esperamos que la tasa de interés real disminuya en torno a los 100 puntos básicos”.


Finalmente, en cuanto al tipo de cambio, Vanguard estima el peso se depreciaría desde los niveles actuales a un rango de 17.75-18.75 por dólar estadounidense en 2024.


3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page