top of page
  • jjmg1928

Preocupa a EU plan de estímulos de México para impulsar nearshoring

En su informe de Barreras al Comercio exterior 2024, la Representación Comercial de la Casa Blanca expuso su inquietud por el decreto de la SHCP de octubre del año pasado en el que plantea beneficios para la relocalización de empresas en diversas industrias.


El gobierno de Estados Unidos expresó su preocupación por los subsidios a las exportaciones que otorga México para impulsar la relocalización (nearshoring).


El 11 de octubre de 2023, México emitió un decreto que establece beneficios fiscales a nivel nacional para la inversión en ciertos sectores exportadores. En concreto, el decreto prevé la deducción acelerada de gastos en determinados activos fijos nuevos y la deducción adicional de gastos de capacitación.

Los Estados Unidos han expresado preocupación por la concesión de beneficios que están supeditados a la exportación o venta para la exportación de productos”, dijo la Representación Comercial de la Casa Blanca (USTR, por su sigla en inglés) en su informe de Barreras al Comercio Exterior correspondiente a este 2024.

En los considerandos de ese decreto, el gobierno mexicano expuso como factible que las empresas analicen relocalizar parte de su producción en destinos cercanos a los mercados con los que operan, estrategia conocida como nearshoring; situación que coloca a México en una condición propicia para ser considerado como un destino atractivo para la inversión extranjera directa.


Los contribuyentes podrán aplicar estos estímulos fiscales (que se refieren a beneficios en los pagos de los impuestos sobre la renta y al valor agregado) siempre y cuando se dediquen a la producción, elaboración o fabricación industrial de los bienes que se señalan a continuación y además los exporten:


  • Productos destinados a la alimentación humana y animal; fertilizantes y agroquímicos y materias primas para la industria farmacéutica y sus preparaciones.

  • Componentes electrónicos como tarjetas simples o cargadas, circuitos, capacitores, condensadores, resistores, conectores y semiconductores, bobinas, transformadores, arneses, y módems para computadora o teléfono.

  • Maquinaria para relojes, instrumentos de medición, control y navegación, y equipo electrónico para uso médico.

  • Baterías, acumuladores, pilas, cables de conducción eléctrica, enchufes, contactos, fusibles y accesorios para instalaciones eléctricas.

  • Motores de gasolina, híbridos y de combustibles alternativos para automóviles, camionetas y camiones.

  • Equipo eléctrico y electrónico, sistemas de dirección, suspensión, frenos, sistemas de transmisión, asientos, accesorios interiores y piezas metálicas troqueladas para automóviles, camionetas, camiones, trenes, barcos y aeronaves.

  • Motores de combustión interna, turbinas y transmisiones para aeronaves.

  • Equipo y aparatos no electrónicos para uso médico, dental y laboratorio; material desechable de uso médico y artículos ópticos de uso oftálmico.


Estados Unidos otorga grandes montos de subsidios para fortalecer su capacidad industrial y fortalecer sus cadenas de valor estratégicas, como la fabricación de chips semiconductores, aunque estas subvenciones no están supeditadas a las exportaciones.


Subsidios en EU

En julio de 2022, el Congreso estadounidense promulgó la Ley CHIPS y Ciencia, que asigna 52,700 millones de dólares en subsidios para aumentar la capacidad de fabricación de semiconductores en Estados Unidos mediante incentivos financieros para construir, ampliar y equipar instalaciones de fabricación nacionales y empresas de la cadena de suministro de semiconductores.


Además, la ley incluye disposiciones que financian actividades federales de investigación y desarrollo sobre semiconductores en el Instituto Nacional de Normas y Tecnología, un Centro Nacional de Tecnología de Semiconductores (en colaboración con la industria estadounidense), un Programa Nacional de Fabricación Avanzada de Embalajes y la creación de hasta tres institutos Manufacturing USA.


Esta ley creó y financió también tres fondos adicionales que pretenden reforzar las capacidades de los semiconductores producidos en territorio estadounidense para la defensa nacional, el desarrollo de la mano de obra y la cooperación internacional.


China se está acercando a las naciones líderes tanto en capacidad como en producción de semiconductores, en gran parte debido a los desembolsos de capital del gobierno que subsidian a las empresas nacionales, financian la compra de equipos y software importados y financian la adquisición por parte de China de empresas extranjeras de semiconductores.


1 visualización0 comentarios

댓글


bottom of page