top of page
  • Foto del escritorIMPACTO DIGITAL INFORMATIVO

¿Qué es la ansiedad social?

La ansiedad social es un trastorno mental en el cual una persona experimenta un miedo intenso o una preocupación excesiva frente a situaciones sociales. Las personas con ansiedad social tienden a sentirse incómodas o temerosas en situaciones en las que hay interacción con otras personas, como hablar en público, entablar conversaciones, conocer nuevas personas o incluso comer o beber en público. Estas situaciones pueden desencadenar síntomas físicos y emocionales, como palpitaciones rápidas del corazón, sudoración, temblores, dificultad para respirar, nerviosismo, timidez intensa, miedo al rechazo o vergüenza.

Todas ellas son síntomas de la ansiedad social se estima que afecta aproximadamente al 7% de la población general, aunque es importante mencionar que se manifiesta en diferentes niveles de gravedad, desde casos leves hasta trastornos más incapacitantes.

La ansiedad social puede comenzar en la adolescencia o en la edad adulta temprana y puede persistir a lo largo de la vida si no se busca tratamiento adecuado Esta condición puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de las personas, ya que puede interferir en sus relaciones interpersonales, su rendimiento académico o laboral, y generar malestar emocional, baja autoestima y aislamiento social.

Qué es la ansiedad social

La ansiedad social, también conocida como fobia social, es un trastorno mental caracterizado por un miedo intenso y persistente a situaciones sociales o de rendimiento en las que una persona puede sentirse evaluada o juzgada por otros. Estas personas suelen experimentar un temor abrumador a ser avergonzadas, humilladas o rechazadas en situaciones sociales, lo que puede provocar un malestar significativo en su día a día.

Hablar en público, participar en conversaciones grupales, asistir a fiestas o eventos sociales, o incluso en interacciones más simples, como comer o beber en público, pueden desencadenar este tipo de sentimientos, repletos de angustia y malestar.

A qué personas afecta

No hay una edad concreta en la que se empiece a sentir ansiedad social; este trastorno puede afectar a personas de todas las edades, desde la infancia hasta la edad adulta, si bien es cierto que a menudo comienza en la adolescencia o al inicio de la adultez.

Sin embargo, es importante señalar que la ansiedad social es un trastorno tratable; con el apoyo adecuado y las estrategias de tratamiento apropiadas, se puede aprender a manejar los temores y mejorar la calidad de vida. Es recomendable buscar ayuda profesional, como la de un psicólogo o terapeuta, que pueda brindar un enfoque terapéutico individualizado y apoyo emocional durante el proceso de superación de la ansiedad social.

Síntomas de la ansiedad social

Este trastorno se caracteriza por una serie de síntomas emocionales, cognitivos y físicos, que pueden variar en intensidad según la persona y la situación específica. Algunos de los síntomas más comunes de la ansiedad social incluyen:

Miedo intenso:

Experimentar un miedo abrumador a ser juzgado, humillado o avergonzado en situaciones sociales. Este miedo puede ser desproporcionado a la amenaza real y dificulta la participación en actividades sociales normales.

Preocupación anticipada:

Antes de enfrentarse a una situación social temida, las personas con ansiedad social suelen preocuparse intensamente durante días o semanas. Pensar en posibles errores que puedan cometer, la forma en que los demás los percibirán o el temor a quedarse en blanco en una conversación.

Autoconciencia excesiva:

Las personas con ansiedad social son muy conscientes de sí mismas y se sienten observadas constantemente por los demás. Esto puede generar un aumento de la autocrítica y la preocupación por la apariencia, el comportamiento o las reacciones emocionales.

Miedo al rechazo y la crítica:

El temor a ser rechazado o criticado es una preocupación central en la ansiedad social. Por ello, es habitual evitar posibles situaciones embarazosas o para proteger su autoestima.

Malestar emocional:

Es habitual sentir angustia, tensión, nerviosismo, irritabilidad, tristeza, vergüenza o culpa.

Síntomas físicos:

El cuerpo también emite alarmas como la sudoración excesiva, enrojecimiento facial, temblores, palpitaciones, dificultad para respirar, náuseas, sequedad de boca y sensación de opresión en el pecho.

Evitar situaciones sociales:

Las personas con ansiedad social suelen evitar situaciones sociales o enfrentarlas con un gran malestar. De hecho, es muy habitual eludir eventos sociales, rechazar invitaciones o limitar su participación en actividades grupales.

Consejos para superar la ansiedad social

Superar la ansiedad social puede ser un desafío, pero con la estrategia adecuada y el compromiso personal, es posible lograrlo. Es importante contar con la ayuda experta, como la que te podemos brindar en nuestro gabinete de psicología de Bilbao, para enfocar este trastorno. Aún así, algunos consejos prácticos que pueden ayudarte a superar la ansiedad social y mejorar tu bienestar emocional pueden ser:

Reconoce tus pensamientos negativos:

La ansiedad social a menudo se alimenta de pensamientos negativos y distorsionados sobre ti mismo y los demás. Presta atención a tus pensamientos automáticos y desafía su validez. Cuestiona la evidencia detrás de ellos y reemplázalos por pensamientos más realistas y positivos.

Acepta tu ansiedad:

Intentar evitar o suprimir la ansiedad social solo empeora las cosas, por ello, es importante aceptarla como una emoción normal y permitirte sentirla sin juzgarte. Recuerda que la ansiedad no te define como persona.

Prueba técnicas de relajación:

La relajación puede ayudarte a reducir los síntomas de la ansiedad. Prueba técnicas como la respiración profunda, la relajación muscular progresiva o la meditación. Dedica unos minutos al día para practicar estas técnicas y notarás una disminución de la ansiedad a largo plazo.

Exponte gradualmente a tus temores sociales:

La exposición gradual es una estrategia efectiva para superar la ansiedad social. Haz una lista jerárquica de situaciones sociales que te generan ansiedad, desde las menos a las más temidas. Luego, comienza enfrentando las situaciones menos amenazantes y ve avanzando gradualmente. A medida que te expones repetidamente a tus temores, la ansiedad disminuirá y ganarás confianza en ti mismo.

Desarrolla habilidades sociales:

Mejora tus habilidades sociales puede ayudarte a sentirte más cómodo en situaciones sociales. Practica habilidades como el contacto visual, el lenguaje corporal abierto, escuchar activamente y hacer preguntas. Puedes practicar estas habilidades en situaciones cotidianas, como en tiendas o al interactuar con conocidos.

Busca apoyo social:

El apoyo de otras personas puede ser invaluable en tu camino hacia superar la ansiedad social. Busca grupos de apoyo, terapia individual o terapia grupal para compartir tus experiencias y aprender de los demás. Sentirte comprendido y respaldado te ayudará a enfrentar tus miedos con mayor confianza.

Cuida tu bienestar general:

La ansiedad social puede verse agravada por el estrés y una mala salud en general. Asegúrate de dormir lo suficiente, llevar una alimentación equilibrada, hacer ejercicio regularmente y dedicar tiempo a actividades que disfrutes. Un estilo de vida saludable puede reducir la ansiedad y mejorar tu bienestar emocional.

Es importante destacar que la ansiedad social puede interferir significativamente en la vida de una persona, afectando su capacidad para formar relaciones, desempeñarse en el trabajo o estudiar. Si alguien cree que puede estar experimentando ansiedad social, es recomendable buscar ayuda de un profesional de la salud mental.



2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page