top of page
  • Foto del escritorIMPACTO DIGITAL INFORMATIVO

¿Quiénes nos van a gobernar?

“Los delitos en Veracruz los ha reducido Cuitláhuac García”

Rocío Nahle García



De entre tantas virtudes que le fui descubriendo a don Fernando Gutiérrez Barrios, desde que llegó a Veracruz para encabezar tres actos de precampaña; uno con los obreros en Minatitlán, el otro con los campesinos en Martínez de la Torre y el tercero con líderes del sector popular en el puerto de Veracruz, era la congruencia, clave del éxito de los políticos de más renombre que saben aplicar experiencia e inteligencia para abonar en credibilidad.

Dante Delgado Rannauro, presidente del CDE del PRI en ese momento, me citó una mañana en el restaurante del hotel Xalapa para presentarme y desayunar con don Fernando, y en punto de las ocho de ese día apareció frente a mi la figura siempre imponente del político veracruzano sonriente y saludando a quienes se encontraban en el lugar. Me presenté ante la mirada rigurosa de Dante, don Fernando comentó: bienvenido Manuel a este equipo que viene con el claro objetivo de trabajar por nuestro querido estado con el principio invariable de que “Veracruz es primero y siempre”.

Y así comenzó mi corta pero muy productiva cercanía con “el hombre leyenda” como lo calificó Carlos Salinas de Gortari durante un evento de su campaña realizado en el estadio xalapeño. De la carrera política de don Fernando había escuchado poco, que la inició dentro del Ejército Mexicano, donde llegó al grado de capitán, pronto pasó a trabajar en la Dirección Federal de Seguridad, el organismo del gobierno mexicano dedicado a la seguridad nacional y los servicios de inteligencia, de la que don Fernando llegó a ser titular de 1964 a 1970 durante el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, este organismo que manejaba la policía secreta del gobierno mexicano ha sido acusado desde su origen de ser el aparato represivo del régimen en contra de las organizaciones de oposición, particularmente contra los movimientos de izquierda, tanto políticos como armados que surgieron durante los decenios de 1960 y 1970.

En 1947 Gutiérrez Barrios fue de los primeros agentes en incorporarse a la DFS, por decreto creada por el presidente Miguel Alemán Valdés, donde fue escalando posiciones rápidamente, y en 1952 es nombrado jefe de Control Político de la Dirección Federal de Seguridad de la que en 1970 ya es director.?

En 1956 mientras cumplía funciones de Inteligencia como capitán, Gutiérrez Barrios detuvo personalmente al joven Fidel Castro y desmanteló una célula del Movimiento "26 de Julio", que se preparaba a invadir Cuba. Esta información fue proporcionada al entonces presidente de México, Adolfo Ruiz Cortines quién giró indicaciones para que fuera informado a traves de la embajada cubana en México, por medio de su embajador al Gobierno de Fulgencio Batista y tuviera conocimiento de estos actos. Luego de días de interrogatorio y estudios realizados, Gutiérrez Barrios elaboró un Informe titulado "Conjura contra el Gobierno de la República de Cuba", el cual describe con lujo de detalles toda la naciente organización de Fidel Castro en México. Este informe actualmente desclasificado, reposa para consulta en el Archivo General de México y es pieza fundamental para el estudio de la Revolución Cubana. En meses posteriores, tanto Fidel Castro como Ernesto "Che" Guevara, quedarían en libertad plena porque no habían cometido delito en el país y zarparían desde México a bordo del Granma del puerto de Tuxpan , Veracruz, hacia Cuba a seguir sus planes para derrocar a Batista. En realidad, Gutiérrez Barrios con estos antecedentes si merecía ser mencionado como “El hombre leyenda”, el apoyo que brindó a los guerrileros cubanos para derrocar al tirano lo ameritan.

Admirador del presidente Juárez, don Fernando sostenía la teoría de que para conducir con éxito y buenos resultados una comunidad (municipio, estado o país), había que rodearse de los mejores hombres y mujeres, los especializados en cada una de las ramas de la administración pública, incluso que supieran más que él, lo importante es saber coordinar la experiencia y los conocimientos de esos hombres brillantes para beneficio de los gobernados.

Cada que podía le hacía preguntas a don Fernando, él como político profesional que era sabía escuchar con paciencia y discipaba mis dudas. ¿Cómo le hizo don Fernando para armar este equipo de colaboradores, todos de primer nivel?, le pregunté un día y ahí me explicó lo del éxito del presidente Juárez y su gobierno. Yo solo convoqué a los veracruzanos mejor preparados y con experiencia en la administración pública, siempre responden, lo que pasa es que en nuestro estado hay muchas personas valiosas, muchos políticos brillantes, muchos expertos en cada materia, es cuestión de invitarlos.

De todos los gobiernos que me han tocado ver actuar, de don Fernando López Arias a la fecha, el de don Fernando Gutiérrez Barrios ha sido, por mucho, el mejor, el más eficiente, el que en el menor tiempo ofreció los más altos resultados, sentando las bases para que Dante Delgado culminara un gobierno excepcional.

¿Y ahora qué sigue?

La pregunta que nos hacemos los veracruzanos en estos días cuando vemos que los aspirantes a suceder en el cargo al gobernador Cuitláhuac García Jiménez, se comienzan a mover, se preparan para iniciar sus precampañas, se les ve en reuniones con empresarios, con políticos, con aspirantes a ingresar a ese trabajo que es la política es: ¿quiénes serán los próximos funcionarios veracruzanos, con quiénes se rodeará para que formen su gabinete el próximo gobernador?. No sabemos, parece que es muy prematuro para hacer conjeturas.

Lo cierto es que de los dos candidatos que tenemos para escoger los veracruzanos, el que apoya el Frente Amplio por Veracruz, José Yunes Zorrilla, es quien cuenta con más posibilidades de ganar por un amplio margen la contienda, y en su entorno hay veracruzanos notables de la sociedad civil, así como políticos de primerísimo nivel en el PAN, en el PRI y en el PRD, aunque se les mencione en forma pellorativa a estos partidos “cascarones”, lo que pasa es que cuando vieron los niveles de corrupción en que cayeron sus partidos se retiraron, no quisieron mezclarse con esas pandillas de ladrones que se coludieron hasta con bandas de la delincuencia organizada, pero hoy que ven un panorama distinto, la amplia posibilidad de recomponer el escenario, comienzan a reaparecer con mucho ánimo de participar pensando en el futuro de sus hijos y sus nietos.

En cambio en Morena ese desfiguro que se armó como gabinete de gobierno, solo destruyeron las posibilidades de permanecer en el poder más tiempo, se avorazaron, de un día para otro se convirtieron en los peores enemigos de la sociedad a la que pertenecían y, sin aprovechar el tiempo que llevan en el poder, más de cinco años, no dan muestras de saber nada del arte de la política, eso si, estan seguros que con Rocío Nahle van a continuar haciendo lo que mejor les ha salido, saquear, no se dan cuenta que la señora cuenta con experiencia, sabe del asunto de administrar los fondos públicos, y no estará dispuesta a que le peguen el repudio social los morenos en el poder veracruzano. 

Su problema, el de doña Rocío Nahle, aparte de ser zacatecana de origen es que al parecer viene sola, se ha visto obligada a recibir el apoyo de los de la 4T local, y no se ve ninguna novedad en su entorno, así ni esperanza de que gane la elección con todo y los apoyos sociales que comienzan a ser insuficientes y exigidos por los “ beneficiarios” quienes, como dijera el ex titular de la Secretaría de Salud en este gobierno, ya ningún chile les embona, a los zánganos los volvieron más regalando los recursos de los mexicanos que si trabajamos.

REFLEXIÓN

En cumplimiento a la Ley Orgánica del Municipio Libre y el Reglamento Interior de Gobierno, en Sesión Solemne de Cabildo a desarrollarse el próximo jueves 21 de diciembre a las 11:00 horas, el presidente municipal Ricardo Ahued Bardahuil rendirá su Segundo Informe de Gobierno para dar cuenta del estado que guarda la Administración Pública Municipal 2022-2025…


0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page